El derecho humano a la libertad de expresión ¿un riesgo para la función del Ministerio Público?

La acción legal de la Fiscal General contra críticos del Ministerio Público ha desatado este debate. A pesar de que la Constitución protege enérgicamente la libertad de expresión y exonera las críticas a funcionarios públicos, parece que el Ministerio Público busca limitar este derecho. Esto no solo va en contra de la Constitución, sino que también amenaza la democracia guatemalteca.

El 24 de agosto la Fiscal General de la República de Guatemala, Consuelo Porras, presentó una acción constitucional de amparo en contra del Presidente de la República, el Ministro de Gobernación y Director de la Policía Nacional Civil, como garantes de formular las políticas y cumplir y hacer cumplir el régimen jurídico para mantener la paz y el orden público.

En el escrito de amparo, la Fiscal General se refiere a que el deber constitucional del Ministerio Público[1] se ha visto vulnerado por medio de distintas publicaciones en redes sociales de personas que expresaban su inconformidad con la gestión del Ministerio Público y apoyaban una manifestación frente a sus instalaciones para exigir la renuncia de sus autoridades. A criterio de la amparista, estas publicaciones limitan el ejercicio de la persecución penal, por lo que trasgreden la autonomía e independencia del Ministerio Público y fomentan el desorden público.

A pesar de que no hay claridad en el escrito de amparo respecto a la pretensión del Ministerio Público ni del acto reclamado que motiva el amparo, el planteamiento de esta acción pone sobre la mesa la discusión de: si el ejercicio del derecho humano a la libertad de expresión podría representar un riesgo que pueda limitar el ejercicio de la persecución penal.

La Constitución Política de la República de Guatemala regula en su artículo 35 el derecho a la Libertad de Emisión del Pensamiento, determinando que es libre la emisión del pensamiento a través de cualquier medio de difusión y es contundente al establecer que este derecho no puede ser restringido por cualquier ley o disposición gubernamental. Finalmente, en el caso específico este artículo también determina que no constituye delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

En el diario de sesiones de la Asamblea Nacional Constituyente durante la discusión de este artículo el representante Téllez García se refirió a este derecho como uno de los derechos fundamentales que más interesa al país por ser la facultad de expresarse con absoluta libertad y sin ninguna restricción[2]. Esta facultad tiene un efecto equilibrador del poder, tomando en cuenta de que el estado tiene el monopolio del uso de la fuerza y, en este caso el Ministerio Público como ente investigador e impulsor de la persecución penal, puede accionar con el Poder Judicial quien tiene la facultad de decretar las más graves sanciones estatales a través del derecho penal. El accionar del Ministerio Público no puede, ni debe, estar exento de crítica por parte de los guatemaltecos.

En consecuencia, sin perjuicio de que constitucionalmente está determinado que las críticas a las acciones de los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones no constituyen delito ni falta. Resulta claro que el planteamiento del Ministerio Público respecto a las publicaciones hechas en su contra, pretenden criminalizar y limitar el ejercicio del derecho a la libertad de expresión de los guatemaltecos, a través del cual se busca equilibrar el poder que tienen las instituciones por medio de las críticas a su gestión. Por lo que el actuar del Ministerio Público no solo es improcedente por mandato constitucional sino que busca agrietar las bases de la democracia guatemalteca.


[1] El artículo 251 de la Constitución Política de la República de Guatemala establece que el Ministerio Público es una institución auxiliar de la administración pública y de los tribunales con funciones autónomas y cuyo fin primordial es velar por el cumplimiento de las leyes del país.

[2] Diario de Sesiones de la Asamblea Nacional Constituyente; Tomo II Página 29 de la sesión del 15 de enero de 1985, disponible en:  https://biblioteca.corteidh.or.cr/tablas/r37774.T2.pdf

Compartir publicación

Escrito por:

Otras publicaciones:

Guatemala inicia el 2019 cuesta arriba, con muchas cuestiones por resolver y sacar adelante. Es un año de mucha importancia y determinante, en el que habrá cambios significativos en los 3 organismos del Estado, pues el proceso electoral definirá el rumbo del Organismo Ejecutivo y del Organismo Legislativo; y el proceso de elección de Magistrados de la Corte Suprema de Justicia representará un nuevo reto para el Organismo Legislativo, en lograr esta vez que la misma se haga con transparencia, pues este año concluye el término de 5 años de los actuales magistrados. Por lo mismo, todo el Estado estará pasando por un proceso de cambios.En el Organismo Judicial se han tomado decisiones importantes para el panorama político del país, como la decisión de darle trámite al antejuicio en contra de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad y el retiro de inmunidad a varios miembros del Organismo Legislativo.Por su parte, la Corte de Constitucionalidad inició el año con un duro golpe al dársele trámite a la solicitud de antejuicio en contra de 3 de sus magistrados, aunque dicha decisión fue posteriormente suspendida por la misma Corte.El Congreso de la República, en cambio, inició el año a paso lento, sin presentar mayores avances en la agenda legislativa pendiente. Por ser año electoral, se prevé que el trabajo en dicho organismo sea poco y se avance lento con la aprobación de las leyes, pues la mayoría de diputados estarán concentrados en trabajar en sus campañas electorales de reelección o buscando otro tipo de espacios políticos con los partidos que participarán en la contienda electoral.  A esto se suma que están todavía en proceso dos interpelaciones a Ministros de Estado, las cuales si se extienden demasiado, podrían paralizar las otras actividades del Pleno. Una de las decisiones de más relevancia que debe tomar el Congreso en los próximos días, es elegir al Contralor General de Cuentas, pues la elección debió realizarse en octubre del año pasado. En general para este año, se espera que conozca iniciativas de ley relevantes para la economía del país, como las que contienen la Ley General de Infraestructura Vial, Ley que crea PROGUATEMALA y la Ley de Promoción de Alimentación Saludable, entre otras.Para obtener el informe completo, haga click acá.
a población guatemalteca está pasando por un periodo de transición a una cultura de legalidad y transparencia. Esto implica limpiar y ordenar la casa, sin embargo, eso no quiere decir que es válido permitir que el Estado en su ius imperium pueda utilizar al derecho tributario como una herramienta para atemorizar a la población. Es importante comprender la función y los límites del derecho tributario en el contexto actual. Por eso los invitamos a este taller que promete ser una excelente oportunidad para discutir con académicos de alto nivel este situación.